Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario Contraseña: Recordarme
El paganismo y sus frentes de guerra
  • Página:
  • 1

TEMA: Introducción

Re: Introducción - Adam y la creación de los sexos hace 6 años, 11 meses #2335

  • Pepe
  • DESCONECTADO
  • Asesorando
  • Solo en Dios tenemos seguridad
  • Temas: 258
  • Valoración: 5
Según la CÁBALA judía, ¿¿existen?? SON cuatro mundos. Me explico. La existencia solo se da a partir del SEGUNDO mundo, precisamente, el de BERIAH o creación, el primero AZILUT o MUNDO DIVINO, aún no ha descendido al plano de la existencia, simplemente "ES" y de ÉL emana el mundo de la existencia o BERIAH, y de éste emana el mundo de Formación o Yezirah y de éste surge el mundo Material o Asiyyah.
¿Porqué os explico ésto? y que relación tiene con la creación del hombre o el tema expuesto por José Manuel sobre “EL PAGANISMO Y SUS FRENTES DE GUERRA”.
Sigo explicándome.
Dios – El SER que está más allá de nuestra comprensión - decide crear un Universo, y difícilmente podremos determinar por qué tomó esa decisión, suponemos que por SU GRAN AMOR. Simplemente debemos aceptar esta realidad. Y, aunque se pueda especular mucho al respecto, la tradición cabalista reconoce que es imposible llegar a saberlo, aceptando que eso está vedado a nuestra realidad. Tratar de explorarlo es lo mismo que intentar conocer a Dios en su Esencia. El ser humano puede conocer todos los secretos de Su obra: su Creación. Ya esto es una tarea magnífica propia de dioses, pero ir más allá está fuera de sus posibilidades.
En el mundo de Beriah o de CREACIÓN, DIOS crea al ADAM KADMON, el Adam original y puro, a su imagen y semejanza. Aún no es el Adam material, en el que solemos pensar los lectores de la Biblia, el primer hombre sobre la tierra. Se podría escribir mucho sobre este ADAM KADMON el Adam original, pero aquí me basta decir que ES, por decir de alguna manera, el HOMBRE ORIGINAL (dicho como especie y no como genero, podríamos decir: la especie humana). Dicho de esta forma, y en este mundo de creación “Beriah” aún no se habían separado los SEXOS, en ninguna de la especies (no existe el sexo). El HUMANO ORIGINAL o ADAM KADMON, es andrógino, perfecto en si mismo, contiene (en potencia) en si mismo ambos sexos es el prototipo inmaculado y puro de lo que mas tarde será el hombre material, es EL CRISTO, es EL HIJO DE DIOS, perfecto como es el PADRE. Por tanto Adam Kadmon, El Cristo, el hijo de Dios, ES antes que todos los tiempos, antes que la creación material, aquello es el verdadero EDEN, y aún continúa en el mundo de Formación.
Es en el mundo de Formación o Yezirah donde, Dios, separa los sexos, aún es el EDEN. Donde Dios crea al hombre y a la mujer, y al igual que en el resto de especies, surgen los sexos, surge el género. Pero no predomina ninguno sobre el otro, son iguales (en rango y en dignidad ante Dios), son complementarios en característica y cometidos. Otra cosa es lo que la situación política y degradada de la época, en que se inició la tradición judía, nos hayan querido hacer creer sobre la sujeción de la mujer al hombre que, gracias a Dios, hoy en día se ha empezado a rehabilitar a su respeto original y para lo que aún falta un gran trecho por recorrer. Solo sabemos que la diferenciación de los sexos es necesaria para la reproducción, para continuar creando. Y aquí es donde Dios ensalza y eleva la condición de las relaciones, donde fortalece el vínculo familiar y lo entronca con el resto de familias, mediante el servicio y AMOR recíprocos.
La tradición dice que el diablo tienta a EVA y ésta, ante la visión de su error y caída, tienta a Adam para que siga su destino. La verdad es que no lo sé, si fue así. Reitero que en la época en que se inició la tradición judía existía ya una posición dominante del hombre sobre la mujer y la historia la escriben los vencedores. Lo que pienso es que al descender el ser humano al mundo material (la caída) es cuando pierde la conciencia de su linaje, de quien es en realidad. Y el diablo sigue tentando por todos los medios, incluso aparentemente legítimos, al ser humano, para destruirlo, para nublar permanentemente su conciencia de Dios, y uno de sus medios es atacar a la familia como dice José Manuel, ¿cuántos de nosotros nos hemos visto obligados a separarnos de nuestros cónyuges e hijos?, pero esa batalla se da tanto de fuera hacia dentro como de dentro hacia fuera, porque siempre hay victimas y culpables. Yo solo puedo acordarme aquí de un pasaje del libro de “La Cabaña” donde Dios explica: “Nunca deseo el mal que se produce en el mundo, ni lo utilizo para probar a nadie, si se da lo utilizo para sacar el mayor partido del mismo, de la situación, y que resplandezca la Luz y el Amor” Fundamental para ello es restablecer la armonía entre el hombre y la mujer, la armonía de los géneros, la dignidad de los cometidos para ambos, y sobre todo el respeto entre ambos.

Que Dios sea alabado por todas la criaturas de la creación y que EL CRISTO, mediante Jesús hijo de Dios, sea restablecido en cada uno de l@s hombres/mujeres.

Que la Paz y el Amor de Jesucristo, nuestro Señor esté con todos nosotros.
Última Edición: hace 6 años, 10 meses Por josemanuel.
Los siguientes usuarios han agradecido: josemanuel

Introducción hace 6 años, 10 meses #2345

  • josemanuel
  • DESCONECTADO
  • Administrador
  • El Pastoret
  • Temas: 925
  • Valoración: 16
“Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra”.
(Gn 12:3)
Siempre me pregunté: ¿por qué la promesa de Dios, dada a Abraham, concernía a todas las familias de la tierra y no a las naciones de la tierra?
Con el paso de los años entendí que las naciones (y, por extensión, los nacionalismos) son producto del sistema de este mundo, emponzoñado por Satanás (¡qué curioso que siempre haya conflicto por nacionalismos y fronteras nacionales!).
En cambio, la estructura familiar, fue establecida por Dios desde el principio, antes de la caída de Adán y Eva “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Gn 2:24). Dios creó la familia, como el vínculo perfecto para conectar al individuo con la sociedad. “No era bueno que estuviera solo el hombre” (Gn.2.18); de ahí que le preparara ayuda idónea.
Con este trabajo se pretende demostrar que la familia es el objetivo principal a destruir por parte del diablo. Lo fue desde el comienzo (Gn. 3) y lo ha seguido siendo a lo largo de la historia.
En las últimas décadas, desde todos los flancos de la sociedad, el ataque a la familia, está siendo de tal magnitud, que estamos siendo testigo de una desintegración de la familia a escala mundial. Debido a ello, el deterioro del individuo y de la sociedad, está siendo acelerado, con el fin de facilitar el control total por parte de los poderes de las tinieblas.
Toda esta situación tiene un origen que entronca en la “noche de los tiempos”. Para constatar tal afirmación, habremos de bucear, no tan sólo en las Escrituras, sino en referencias históricas extra bíblicas, así como en mitos y leyendas ancestrales.
El motivo de todo ello ha sido y es retar al lector, a descubrir dicho modelo en la iglesia y, con la intervención del Espíritu Santo, erradicarlo, sustituyéndolo por el modelo de Dios, que es conforme a las Escrituras.
Lamento que, la bibliografía brindada sea, en su mayoría en inglés, pero es el idioma donde podemos hallar más y mejor información.
Existen realidades intangibles que superan con creces todo lo que se puede ver, oír, tocar, oler y degustar. Para percibirlas, es necesario que desarrollemos otra clase de "sentidos".
Los siguientes usuarios han agradecido: celia, merce, Pepe
  • Página:
  • 1
Página generada en: 0.92 segundos