Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario Contraseña: Recordarme
Hanukah o Fiesta de las Luces. Se celebra en diciembre
  • Página:
  • 1

TEMA: Hanukah 2011

Hanukah 2011 hace 5 años, 8 meses #4341

  • josemanuel
  • DESCONECTADO
  • Administrador
  • El Pastoret
  • Temas: 925
  • Valoración: 16
Se celebraba en Jerusalén la fiesta de la Dedicación. Era invierno, (Juan 10.22)
HANUKKAH (JANUCÁ) Kislev 5772 (noviembre / diciembre de 2011)

Para despejar cualquier duda sobre qué fiesta es esta “Dedicación”, Juan concluye diciendo que era invierno cuando Jesucristo acudió a celebrar dicha festividad judía.
Hanukkah, el festival judío de volver, también conocido como el festival de las luces, es un festival de ocho días a partir del día 25 del mes de Kislev. Hanukkah es probablemente una de las más conocidas fiestas judías, no a causa de una gran importancia religiosa, sino debido a su proximidad a la Navidad. Muchos contemplan esta fiesta judía como la Navidad, la adopción de muchas de las costumbres de Navidad, como elaborar de regalos y decoración. Es amargamente irónico que esta festividad, que tiene sus raíces en una revolución contra la asimilación y la represión de la religión judía, se haya convertido en los más asimilados, laico de vacaciones en nuestro calendario.
¿Cuál era el origen de esta celebración? En el reinado de Alejandro Magno se permite. a los habitantes de sus tierras bajo control, observar sus propias religiones y mantener cierto grado de autonomía. Más de un siglo después, Antíoco IV Epifanes, uno de los reyes de la dinastía de los Seléucidas, que gobernó en Siria y en el territorio de Israel, ascendió al trono en el año 175 a.C. A diferencia de sus predecesores helénicos y persas, decidió entrometerse en los aspectos religiosos, con el objetivo de unificar a todos los pueblos dominados. Prohibió el cumplimiento de las mitzvot (leyes) y obligó la adopción de las costumbres griegas. Comenzó a oprimir a los judíos gravemente, poniendo un sacerdote helenístico en el Templo, masacrando a los judíos que desean seguir practicando los decretos de la Torá. La gota que desbordó el vaso fue el sacrificio de cerdos (animal impuro) sobre el altar. Rompían y echaban al fuego los libros de la Ley que podían hallar. Al que encontraban con un ejemplar de la Alianza en su poder, o bien descubrían que observaba los preceptos de la Ley, la decisión del rey le condenaba a muerte. Actuaban violentamente contra los israelitas que sorprendían un mes y otro en las ciudades; el día veinticinco de cada mes ofrecían sacrificios en el ara que se alzaba sobre el altar de los holocaustos. A las mujeres que hacían circuncidar a sus hijos las llevaban a la muerte, conforme al edicto, con sus criaturas colgadas al cuello (o ‘y a los niños los colgaban por el cuello en todas las casas donde los habían circuncidado’). La misma suerte corrían sus familiares y los que habían efectuado la circuncisión. Muchos en Israel se mantuvieron firmes y se resistieron a comer cosa impura. Prefirieron morir antes que contaminarse con aquella comida y profanar la Alianza santa; y murieron. Dos grupos se opusieron a Antíoco: básicamente un grupo nacionalista encabezado por Matatias de los Asmoneos y su hijo Judas Macabeos, y un grupo religioso tradicionalista conocido como el Jasidim, precursores de los fariseos (sin conexión directa con el movimiento moderno conocido como Jasidim) Ellos unieron sus fuerzas en una rebelión contra la asimilación de los judíos helenísticos y la opresión por el gobierno griego Seleucida. La revolución logró el Templo y se reafirmaron. Según la tradición según consta en el Talmud, en el momento de volver, hubo muy poco aceite que no hubiera sido contaminado por los griegos. El aceite que se necesita para la menorá (candelabro) en el Templo, se suponía que iba a quemar durante toda la noche cada noche. Sólo había suficiente aceite para quemar durante un día, sin embargo, milagrosamente, duró ocho días, el tiempo necesario para preparar un nuevo suministro de aceite para la menorá. Un festival de ocho días fue declarado para conmemorar este milagro. La fiesta conmemora el milagro del aceite, no la victoria militar.
¿Cómo se celebra? En Hanukkah se usa una menorah especial de nueve luces, llamada janukiah. Tiene una llama piloto en el centro más elevada que el resto, y a partir de allí se van encendiendo las otras ocho una a una, noche tras noche, desde que comienza la fiesta hasta el octavo día en que luce plenamente. Suele exhibirse en las ventanas de las casas.
¿Qué enseña? Son varias las lecciones que se desprenden de esta celebración. Aquí van sólo dos:
Agregamos una luz cada atardecer, pues la vida espiritual va en aumento y no podemos conformarnos pensando que ya hemos logrado la plenitud hemos de ir a más.
Al hacerlo junto a la ventana compartimos nuestro testimonio hacia los demás que se hallan en tinieblas, evitando así el egoísmo espiritual (Mt. 5.14-16).
Sí, hoy, a la puesta del sol comienza esta celebración. Más genuina y acertada en fechas que la que se celebra en estos días en nuestra sociedad
Existen realidades intangibles que superan con creces todo lo que se puede ver, oír, tocar, oler y degustar. Para percibirlas, es necesario que desarrollemos otra clase de "sentidos".
Última Edición: hace 5 años, 6 meses Por josemanuel.
Los siguientes usuarios han agradecido: daniel, Pepe
  • Página:
  • 1
Página generada en: 0.95 segundos