Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario Contraseña: Recordarme

Descripción de la 'alacena' (parte II)
(1 viendo) (1) Invitado
La alacena
  • Página:
  • 1

TEMA: Descripción de la 'alacena' (parte II)

Descripción de la 'alacena' (parte II) hace 7 años, 5 meses #538

  • josemanuel
  • DESCONECTADO
  • Administrador
  • El Pastoret
  • Temas: 925
  • Valoración: 16
Descripción de la "alacena" (parte II)

4.- Clave de acceso.
Y por si ello no fuera un único obstáculo, además está cerrada bajo llave (del latín clave), lo cual indica que no puede acceder a su contenido nadie que no tenga la llave (o una copia de la misma).
No sirve ganzúas, ni otras llaves parecidas. Dios ha dispuesto una llave, cuyos dientes están formados por dos "E", fundidos en una misma pieza, unidos al tubo de la llave y alineados de forma tan perfecta que no se puede abrir la puerta prescindiendo del uno o del otro en momento alguno, como si de dos llaves maestras, por separado, se tratarán.

a.- Una parte más interior: el Espíritu.
Como expresó Jesucristo en el último día de la Fiesta:
En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado. (Juan 7:37-39 RVR60).

b.- Una parte más exterior: las Escrituras.
Estrechamente vinculado con las palabras de Pablo a Timoteo:
Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, (2 Timoteo 3:16 LBLA).
Ya en su momento, realizaremos las digresiones oportunas sobre el significado de "toda Escritura". Baste por ahora, para los más sesudos, meditar sobre la expresión en griego, a saber: "πασα γραφη"

(WH) 2ª Tim. 3:16 πασα γραφη θεοπνευστος και ωφελιμος προς διδασκαλιαν προς ελεγμον προς επανορθωσιν προς παιδειαν την εν δικαιοσυνη

5.- Invitación
En nuestro caso, la particularidad de nuestra alacena (mía y espero que también tuya), es que la llave está colocada en la cerradura, lo cuál es una invitación para todo aquel que lo desee y esté dispuesto a dar cuantos giros de llave sean necesarios para lograr su apertura.
Uno puede tener el sentimiento y el pensamiento de hacer algo que puede ser vital y cambiar su vida pero, si no da un paso al frente, si no pone su voluntad en acción, de poco o nada servirá. Esa es la clave de todo, un cambio de mentalidad. Los griegos lo llamaban arrepentimiento (gr, metanoia, μετανοιαν). Sólo un cambio en nuestra forma de pensar es la que nos posibilita desechar lo antiguo para tomar lo nuevo, abandonar lo temporal y revalorizar lo permanente.
El cambio de nuestra mente es el proceso indispensable para volver a la casa del Padre pero, también es indispensable para que los que ya estamos dentro podamos conocer al Padre y saber que todo lo de Él nos pertenece, dad nuestra condición de hijos. Ambas situaciones quedan plasmadas bellamente en la parábola del hijo perdido fuera de hogar y del hijo perdido dentro del hogar.
Muchos nos gozamos de haber regresado al seno paterno, y formar parte de la familia del Padre pero, ¿realmente conocemos al Padre y sabemos lo que hay su mente o, necesitamos un giro de 180º para comprender sus propósitos y conocer sus pensamientos? Todo ello habla de comunión y abandono en los brazos del Todopoderoso.
Es tiempo de entender que en nuestra formación, Dios nos ha creado con 180º de visión, pero con 180º de ceguera. Para alcanzar la visión de aquello que no vemos necesitamos de otros que, situados frente a nosotros, puedan describirnos aquello que nosotros no alcanzamos a divisar.
No pretendemos saberlo todo, ni podemos verlo todo, por eso Dios ha colocado a otros frente a nosotros, para que les escuchemos y confiemos en lo que nos comparten, extendiéndonos su mano para "girar sobre nosotros mismos", nuestras ideas, cosmovisiones y sueños. Confianza es la "clave". Reconocer que necesitamos al otro es fundamental.

Puedo hacer mías las palabras del salmista, quien lleno de júbilo exclama:
¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!
¡Cuán grande es la suma de ellos! (Salmos 139:17 RVR60)

El reino de los cielos está lleno de misterios y no les dado conocerlos a nadie salvo a los hijos del reino, serian palabras de Jesús.
Él respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado. (Mateo 13:11 RVR60)
Ese misterios que ha estado oculto por tiempo fue revelado en Jesucristo ¿Qué otros misterios tendrá el Padre dispuestos en su voluntad dar a conocer a los suyos?
Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, (Romanos 16:25 RVR60)
Esa sabiduría oculta que dijo Pablo, la cual Dios predestino antes de los eones, está dentro de la alacena, tras la llave, a nuestra disposición.
Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, (1 Corintios 2:7 RVR60).

6.- Usuario responsable
El papel del "escriba docto (instruido) en el reino de los cielos" con toda la responsabilidad que le confiere el cargo, va a corresponder a un servidor (espero estar a la altura del puesto), imbuido del deseo de ese padre de familia, o sustentador de la casa, o responsable de proveer todo lo necesario para ese hogar, que saca de su "tesoro" (cofre, armario, bodega, almacén, baúl, alacena, etc.) cosas nuevas y antiguas.

Es curioso el término usado en griego para definir a ese padre de familia, sustentador del hogar o responsable de proveer para la casa. Se trata de una palabra que, en un principio, choca al oído por las connotaciones peyorativas que ha ido adquiriendo con transcurso de los años. Se trata de la combinación de: οικοδεσποτη (oikos + despotes) para dar lugar a oikodespotēs, algo así como "déspota del hogar", lo cual, en ocasiones, a nuestros atrofiados oídos puede resultarnos un tanto hiriente. Según la mayoría de diccionarios, dicho término se define de la siguiente manera:
“déspota”
fig. Soberano que gobierna sin sujeción a las leyes.
com. fig. Persona que abusa de su poder o autoridad.
Y esta suele ser la imagen de la mayoría pero, y aquí está lo fundamental, debemos tener en cuenta que estamos antes un texto de cultural oriental y griega (judío y griego), y el significado, según el Diccionario Enciclopédico Vox, de Larousse Editorial, está más acorde con el siguiente:
m. En la Grecia antigua, señor de una casa o de los esclavos; en Oriente, soberano absoluto; en el Imperio bizantino, persona de la más alta nobleza.
Esto puede aclararnos las ideas. Mucho más cuando hallamos en el NT dicho término:
a.- En referencia a un amo terrenal:
  • Por su condición (cristianos y no cristianos): 1ª Tim. 6.1-2,
  • En la actitud de los siervos hacia ellos, aunque sean difíciles: Ti. 2.9; 1ª P.2.18

b.- En referencia a un amo celestial:
  • A Dios Padre: Lc. 2.29; Hch. 4.24; Jd. 1.4; Ap. 6.10
  • A Jesucristo: 2ª Tim. 2.21; 2ª Pe. 2.1; Ap. 1.5

También hay otro término relacionado con οικοδεσποτη (oikos + despotes), que puede ilustrarnos al respecto. Se trata de:
δυνάστης (dynastēs): poderoso, alguien de gran autoridad, un potentado, alto funcionario, ministro real, gran autoridad, gobernador; soberano, Lc 1:52; Hch 8:27; 1Ti 6:15; siendo estos tres pasajes del NT los utilizados para referirse a ello.
Nosotros tenemos en castellano el término "dinastía", el cual procede directamente de dicha palabra, así como dinamita, dinámico, dinamismo, dínamo, etc.
δυνάστης (dynastēs) lo hallamos en el NT en referencia a:
a.- Los poderosos de la tierra (Lc. 1.52)
b.- Un alto funcionario o ministro real de la reina de Candace, Etiopía (Hch. 8.27)
c.- Jesucristo, como Rey de reyes y Señor de señores (1ª Tim. 6.15)

Parte 2/3
Existen realidades intangibles que superan con creces todo lo que se puede ver, oír, tocar, oler y degustar. Para percibirlas, es necesario que desarrollemos otra clase de "sentidos".
  • Página:
  • 1
Página generada en: 0.81 segundos